Archivos mensuales: septiembre 2014

Comprar marisco a domicilio

Sanlúcar patenta su langostino

Sanlúcar de Barrameda protegerá su langostino con una «marca colectiva» patentada —un marchamo comercial a prueba de fraudes y sucedáneos—, que permitirá identificar el sabroso marisco criado en sus caladeros . El sello de calidad con la denominación de origen «Langostino de Sanlúcar» lo utilizarán las pesquerías y vendedurías de la lonja sanluqueña del puerto de Bonanza, en la desembocadura del Guadalquivir, que comercializan el crustáceo.

La cofradía de pescadores de Sanlúcar gestiona ahora esta vieja iniciativa, que lanzó hace diez años el ayuntamiento de la localidad gaditana y dejó sin ultimar la desaparecida Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir. La idea será una realidad, por fin, en octubre próximo, según prevén los responsables de la cofradía de pescadores sanluqueña, que se ha encargado de solicitar a la Oficina Nacional de Patentes y Marcas el distintivo de calidad para el langostino del Golfo de Cádiz.

La petición está avalada por un estudio realizado por el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía y la Universidad de Granada sobre las características organolépticas genuinas, que aportan notoriedad y prestigio al crustáceo cabezudo del Bajo Guadalquivir. Los estudios concluyen que existe una diferenciación genética clara entre el langostino capturado en el Golfo de Cádiz y el de otros caladeros de Marruecos, Túnez o Castellón.

El langostino de Sanlúcar se cría en la desembocadura del río Guadalquivir, en una zona colindante con el Parque Nacional de Doñana. Suele vivir de día escondido en la arena y sale por la noche a alimentarse de algas y pequeños crustáceos. Precisamente, esta nutrición y las características de las aguas en las que se crían, hacen que el producto tenga un sabor más intenso, según subraya el secretario de la cofradía de pescadores, Germán Pérez. Cualidades físicas también lo hacen distinguible: «Un langostino de Sanlúcar puede cogerse por el bigote y no se rompe como sucede con el de otras zonas pesqueras, y su cola tiene los colores del arco iris», explica. El logotipo diseñado para la nueva marca comercial es el dibujo de un langostino con un toque azul en la cola.

mariscos a domicilio

Comienza la temporada de los langostinos de estero

Son los otros langostinos de la provincia de Cádiz, mucho menos famosos que sus compañeros los langostinos de Sanlúcar. Si estos últimos se caracterizan por su gran tamaño, los de estero se caracterizan por todo lo contrario. Son pequeños, entre la quisquilla y la gamba, pero si conservan la cáscara rallada como sus primos hermanos y un sabor diferente, dificil de definir.

Su temporada suele comenzar en agosto, aunque varía según los años y se acaban cuando comienzan las primeras lluvias ya en otoño. Se capturan en los esteros de la Bahía de Cádiz y también en la desembocadura de los ríos y se suelen encontrar en algunos bares de la Bahía de Cádiz con el nombre de langostinos de estero o también con el nombre de “langostinos de Valdelagrana” ya que se solían coger también en esta playa de El Puerto cercana a la desembocadura de río Guadalete.

Fuente:  cosasdecome.es